Una mampara para cada necesidad: mamparas de panel

¡Otra vez  por aquí después de unos meses ausente! Hoy traigo algo muy básico que te puede venir de perlas: ¡mamparas de  ducha!

Si estás pensando en cambiar tu bañera por una ducha o simplemente cambiar la mampara que ya tenías es importante que te pares a pensar cuál es la que más se adapta a lo que necesitas, ya que la mampara adecuada te hará la vida mucho más fácil y la que no, hará que odies el momento del baño.

Para dar con la tuya sólo tienes que responder a dos preguntas: Cuántas pareces conforman tu ducha y cuánto mide.

Poco a poco iré creando entradas para todas las mamparas, de momento hoy me voy a centrar en las mamparas de panel.  

Se trata de un panel de vidrio sujeto a la pared, esa es la idea básica, y a partir de ahí se han ido creando más modelos. Sí te recomiendo que elijas vidrio de seguridad (templado) de 6mm de grosor, como mínimo, pues no van tan protegidas como las enmarcadas.

Este tipo de mamparas son ideales en baños con bastante espacio, tanto si tienes dos o tres pareces en tu ducha (a partir de ahora hablaré de ducha en “L” o ducha en “U”, para entendernos) o ¡incluso para cuando sólo hay una!

Lo importante aquí es que el plato sea grande, para que el agua no salga fuera.

Ventaja: Fácil acceso para todo tipo de personas.

Desventaja: Sale algo de agua fuera de la ducha, al final tienes que andar recogiendo.

Ahí van algunos ejemplos:

Imagen

 

Esto es a lo que me refería cuando hablaba de un panel de vidrio sujeto a la pared. Es la forma más sencilla, consta de un perfil de sujeción a la pared y un tirador para darle más estabilidad. Estéticamente da la sensación de continuidad, no hay obstáculos ni divisiones entre la ducha y el resto del baño. Es una de las características que más me gusta de esta composición.

Si te van más los colores o quieres algo decorado tienes muchas opciones para personalizarlo al máximo.

Imagen

Imagen

Imagen

Una mampara que me encanta es esta otra, compuesta de dos paneles, en caso de que tu ducha esté formada por una sola pared. 

Imagen

Para corregir el problema de la salida de agua vienen muy bien los diseños con hojas abatibles: Imagen

En esta imagen la hoja abatible es móvil

Imagen

En esta otra la hoja “abatible” es fija.

Si tu ducha es en L, puedes optar por diseños con un lateral fijo, como estas que vemos: ImagenImagen

 

O incluso hay diseños de este tipo para una sola pared: Imagen

 

Y para terminar quiero hacer una mención especial a esta mampara:Imagen

Es una mezcla entre panel y corredera. Me parece una idea muy útil, ya que sigue teniendo muy fácil acceso y es abierta, pero cubriendo mucho más espacio cuando la cerramos, con lo que la salida de agua se limita mucho.Imagen

 

Eso es todo, espero que te haya resultado útil!

Las imágenes que ves las puedes encontrar en http://www.pinterest.com/banoidea y en www.mamparasdoccia.es

 

 

Estilo Vintage

Pocos estilos son tan evidentes en el baño como el vintage. De rabiosa actualidad hoy en día, aquí te dejo las claves para que lo consigas. ¡Toma nota!

  • Combina mobiliario antiguo (años 30 ó 40) con muebles y accesorios modernos de aspecto desgastado.
  •  Colores claros y frescos
  •  Aires románticos y elegantes
  •  Estampados florales

A partir de aquí podemos ser creativos…

Imagen

Esta foto es un ejemplo muy bueno del estilo. Una bañera clásica, el lavabo con pedestal, la presencia de madera y la importancia decorativa que se le da al suelo. Todo ello con el blanco como color predominante en todo momento. Los espejos estilo rococó vienen genial y le dan un aire glamuroso. Fíjate bien en el toque desgastado que le han dado, al igual que a la madera del frente.

Imagen

En esta otra imagen añaden el negro para crear contraste. Fuerte presencia de madera tanto en la pared como en los muebles, que son nuevos, pero de línea clásica.

Muy importante para este estilo es la elección de la grifería, fíjate en esta. La presencia de maletas antiguas no deja lugar a dudas, estamos hablando de vintage.

Toma nota de la vela para dar ese aire romántico y sobre todo, de la porcelana en la jabonera y la taza, otra de las claves.

Imagen

Aquí puedes ver otro detalle de los imprescindibles, los cestos de mimbre, que irán apareciendo en más fotos. Además tengo que resaltar la combinación de lo viejo con lo nuevo, perfectamente reflejada en la bañera  y el suelo en contraposición al espejo y el sifón cromado del lavabo.

Imagen

Otro ejemplo de esa combinación. Suelo, pared y “mueble” de lavabo antiguos, sifón, lavabo y espejo modernos.

Imagen

Y aquí lo volvemos a ver, lámparas y silla antigua, lavabos de corte clásico… combinados con unos soportes de lavabo de líneas rectas, sifón cromado y grifería cuadrada, muy moderno. Ojo al detalle de la jarra con las flores, la copa  y la jabonera de porcelana y los cestos de mimbre.

Imagen

Otra manera de dejar claro que tu baño es vintage es colocar una cortina en vez de mampara, perfectas para combinar con estas bañeras.

Imagen

Las bañeras con patas son las reinas de este estilo, ponlas como quieras: blancas o negras, en perfecto estado o desgastadas, pero si tienes una tienes el trabajo casi hecho.

Vuelvo a resaltar la presencia de la madera. Lo típico del estilo son los colores claros, pero puedes poner oscuros y le darás un toque diferente.

Imagen Imagen

Si la madera no te convence mucho, opta por el mármol. El carrara se usa mucho, como puedes ver en estas imágenes.

Imagen

¿Echabas de menos el color? Que no te engañe lo que has leído hasta ahora, los colores pastel son otras de las claves de este estilo, tanto que los he dejado para el final. Crean un ambiente muy romántico. Introdúcelo en paredes, bañeras o toallas.  Observa que de nuevo aparecen las flores, esta vez en un jarrón de porcelana.

Imagen

Y es que las flores son importantísimas. Aquí aparecen en el papel pintado. No te preocupes si lo quieres poner en el baño, sólo tienes que colocar uno especial para sitios con humedad. Pero si aún así no te acaba de convencer, pon cerámica. Ahora hacen diseños chulísimos que no tienen nada que envidiar al papel y durarán mucho más.

Imagen

Y para terminar, aquí vemos un zócalo de cerámica blanca y papel pintado en la zona superior. Es otra de las claves, el revestimiento a media altura en formato pequeño y color blanco. Un detalle muy chulo es la grifería empotrada. ¿Has visto el cestito? ¿Y las flores?

Como ves, es muy fácil tener un baño vintage, sobre todo ahora que se lleva muchísimo y en cualquier lado puedes encontrar cositas. ¡Anímate y sal a buscar lo que más te guste!

Puedes encontrar las imágenes en http://www.pinterest.com/banoidea/ba%C3%B1o-vintage/